Consejos de Bricolaje para mantener tu casa a punto




Herramientas básicas de albañilería

Una vez decididos a iniciarnos el bricolaje de albañilería debemos tener en cuenta que necesitaremos una serie de herramientas, la mayoría de las cuales nos servirán para más de un tipo de trabajo de albañilería, y que nos afianzarán en nuestra tarea de bricolaje. Si piensas que continuaras haciendo reformas de albañilería en tu casa compra herramientas de calidad, son más caras pero merece la pena. En caso contrario no te compliques y compra herramienta barata. Busca en ferreterías, seguramente encuentres mejor precio que en un "chino".

maceta albañil

La maza y la maceta son en realidad derivados del martillo. Se diferencian de este en que son más pesadas y tienen la cabeza cuadrada por ambos lados.
La maza se utiliza principalmente para clavar estacas en la tierra cuando se realizan las tareas de replanteo. La maceta suele usarse con el cortafrios para hacer enjarges, rozas, quitar azulejos, etc..
La maza de goma se utiliza para golpear las piezas cuando solamos.


cortafrios

El cortafríos, el puntero y el cincel son herramientas manuales que se utilizan principalmente para cortar o romper mediante golpes que se dan en la cabeza de esta herramienta con una maza. A pesar de ser herramientas sencillas en su manejo si se utilizan de forma continuada hay que poner una protección anular para proteger la mano que las sujeta cuando se golpea.
Es una de las herramientas imprescindibles para realizar cualquier trabajo de reforma en albañilería.


llana

La paleta es la herramienta de albañil por excelencia, no en vano a los albañiles se les suele denominar "paletas". Su variedad de tamaño y formas es extensa, y aunque cada una es especifica para una labor, nosotros tendremos suficiente con una común para realizar la reforma o reparación de albañilería que necesitemos
La llana tiene forma rectangular y un asa de madera o plástico. Se utiliza para revocar y alisar. Hay llanas dentadas que se utilizan para extender el material de agarre evitando excesos.
El fratás no es una llana en sí, aunque tiene forma y tamaño similar. Suele ser de plástico o de madera y se utiliza para dar el toque final a los revoques de cemento u hormigón.


nivel de burbuja

El nivel y la plomada nos aseguran la verticalidad y horinzontalidad de los muros de ladrillo o solados que realicemos.
El nivel de burbuja nos sirve para ambas cosas. Dispones de dos ampollas con burbuja de aire en su interior (una para la horinzotabilidad y otra para la verticalidad) que se desplaza hasta que quede entre las marcas que dispone, es ahí cuando tenemos plomo o nivel.


plomada

La plomada solamente nos indica la verticalidad. Tiene mayor precisión que el nivel cuando la altura del paramento es mayor. Se compone de una pieza circular denominada nuez (de madera, metálica o metálica imantada), una pieza metálica de forma cilíndrica terminada en punta (plomada) y una cuerda que une ambas partes. La nuez y la plomada deben tener el mismo espesor.


flexometro

El flexómetro, comunmente metro, es indispensable para realizar las mediciones. Los hay de diferentes longitudes y calidades, y es imprescindible en cualquier trabajo de bricolaje. Nos bastará con uno económico de cinco metros de longitud.


gaveta

Los cubos y gavetas son recipientes en los que se puede preparar pequeñas cantidades de yeso o cemento.
Las palas son idóneas para mover y mezclar el cemento con la arena. Las hay de forma cuadrada y ovalada.